¿Cuántas veces te has sorprendido con la vista perdida en el cielo nocturno? ¿Cuántas noches de infancia fantaseaste con descubrir
algo asombroso entre las estrellas que constelaban el orbe? ¿Cuántas horas habrás gastado filosofando con amigos sobre el origen del universo mientras la cúpula del cielo estrellado parecía absorber todos y cada uno de vuestros más profundo anhelos?

Esa es la magia insondable de las estrellas, del vasto universo, de la vida misma. En la noche de los tiempos nuestros ancestros desentrañaron los misterios de la navegación alzando la mirada al cielo nocturno. Navegar guiados por las estrellas se convirtió entonces en un arte, pero también en motor de exploraciones que procuraron tierras y cobijo a pueblos prósperos, bajo cuyas habilidades se fundaron aldeas y ciudades que habían de favorecer la evolución de la humanidad.

Al declinar la tarde, cuando ya estéis refugiados en la magia de nuestras burbujas transparentes y alcéis la mirada hacia las estrellas, recordad que estáis viendo algo más que la imagen sobrecogedora que todos conocemos desde niños, estáis observando el mismo cielo que exploraron nuestros ancestros, los mismos haces de luz que sembraron de esperanza el corazón de tantas generaciones de hombres y mujeres.

¿Dudas aún de que con Hotel Burbujas llevas la mano ganadora para sorprender a tu pareja con una salida especial? Si todavía albergas esa duda fíjate en los ojos de tu pareja cuando caiga la noche y el velo estrellado del cielo extienda sobre vosotros la inconmensurable belleza de las constelaciones de La Osa mayor, de Orión, Tauro o Casiopea.

No hay nada comparable. En nuestras burbujas disfrutarás de una noche romántica llena de magia mientras seguís navegando por océanos distantes, bajo las estrellas de los antiguos.